Golpes en Casa

Todos en casa estamos expuestos a sufrir golpes o caídas que pueden ocurrir en nuestra actividad doméstica, especialmente los niños. Ya sea por un movimiento brusco no intencionado contra una superficie, una caída, jugando, utilizando herramientas…

En general los golpes domésticos son leves y se presentan con hinchazón y dolor en la zona.

Podemos encontrar diferentes tipos de golpes:

  • Con chichón: (más frecuente en la cabeza) Se produce abultamiento, enrojecimiento y calor en la zona. El dolor se siente sobre todo en los primeros minutos y al presionar.
  • Con moratón: (sobre todo en brazos y piernas) El moratón se produce generalmente a causa de la rotura de los vasos sanguíneos a causa del golpe.
  • Con herida: Cuando el golpe desgarra la piel. Pueden producir hemorragia más o menos abundante en función de la profundidad de la herida. Lo más importante es cortar la hemorragia y desinfectar la herida.

En caso de hemorragia abundante, golpes fuertes en la cabeza o en los que causan deformidad o incapacidad funcional de un miembro se debe acudir inmediatamente al médico.

Esta información tiene carácter meramente informativo y en ningún caso sustituye la opinión de un profesional de la salud.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí

Acepto