ENFERMEDADES DE LA PIEL

Enfermedades inflamatorias y pruriginosas de la piel

Algunas de las enfermedades inflamatorias y pruriginosas más frecuentes son:

Eczema de contacto: Aparece cuando la piel entra en contacto con a una sustancia que, bien es irritante, como detergentes o químicos (eczema irritativo de contacto), o bien a la que la persona es hipersensible o alérgica (eczema alérgico de contacto).

Los casos irritativos pueden afectar a cualquier persona y aparecen inmediatamente tras el contacto. En caso de eczemas alérgicos, estos sólo ocurren a ciertas personas y la lesión aparece 24-48h tras la exposición.

Dermatitis atópica: Caracterizada por la aparición de eczemas secos, descamados y con mucho picor, que aparecen en brotes. La dermatitis atópica aparece en la infancia, con brotes muy frecuentes, y tiende a desaparecer en la adolescencia o edad adulta, con brotes mucho más espaciados.

Dermatitis seborreica: En la dermatitis seborreica se forman lesiones escamosas en zonas aceitosas o grasosas de la piel. Las áreas más comunes son el cuero cabelludo, las cejas, las pestañas, los párpados, los pliegues nasolabiales, los labios, detrás de las orejas, en el oído externo y en la mitad del pecho.

Exantemas: Son erupciones cutáneas, con enrojecimiento y picor, pequeños granitos, y a veces pústulas, que se distribuyen en una área grande del cuerpo. Normalmente son consecuencia de infecciones víricas como en la varicela, sarampión o rubeola, aunque también pueden ser consecuencia de una reacción adversa a un fármaco o a alguna otra sustancia.

Esta información tiene carácter meramente informativo y en ningún caso sustituye la opinión de un profesional de la salud.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí

Acepto