PROBIÓTICOS

Los probióticos son microorganismos vivos que al administrarse en cantidades adecuadas confieren un efecto beneficioso sobre la salud del huésped.

La flora o biota intestinal de cada persona está compuesta por trillones de bacterias de aproximadamente 100 especies diferentes de bacterias probióticas. Entre sus funciones principales se encuentran funciones metabólicas y digestivas y su papel inmunitario: los probióticos desplazan y combaten a los microorganismos patógenos que intentan colonizar nuestro organismo.

La flora o biota intestinal de cada persona es única. No sólo viene influenciada por factores genéticos sino que también los agentes externos pueden afectarla: dieta, medicamentos, estrés, edad, enfermedades, etc.

Una flora o biota intestinal pobre o desequilibrada puede comportar problemas de salud. Es aquí cuando los complementos alimenticios con probióticos nos pueden ayudar. 

Cómo elegir el probiótico adecuado

En la suplementación con probióticos se debe tener en cuenta:

  • Los probióticos deben estar vivos al llegar a su lugar de acción.
  • El probiótico debe sobrevivir a las condiciones ácidas en que se encuentra a su paso por el estómago.
  • Debe aportarse una cantidad suficiente de probióticos.
  • Combinaciones diferentes de probióticos producen resultados diferentes.

Esta información tiene carácter meramente informativo y en ningún caso sustituye la opinión de un profesional de la salud.

 

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí

Acepto